Suscribite a nuestro Newsletter

Twitter

La virtualidad de las relaciones creativas

Hoy en día, hay empresas extranjeras que deciden contratar los

servicios de creativos en el área de comunicación que se encuentran

muy alejados físicamente, por ejemplo, en Argentina. Separados por

muchísimos kilómetros entablan relaciones comerciales más allá de las

fronteras de los países.






¿Qué atrae a las empresas extranjeras para

contratar los servicios de creativos argentinos? ¿Por qué no buscan un

proveedor en el mercado local?

Si bien los costos de las empresas argentinas para el exterior

no son mucho más baratos que los de los proveedores locales, la

selección se produce porque la media de las agencias o empresas de

comunicación de otros países no responden con la calidad y eficiencia

de la media nacional. Y eso, finalmente, influye a nivel costos porque

se paga lo mismo, o un valor similar, por un servicio superior que se

obtiene en Argentina. En nuestro país hay un nivel profesional muy

bueno en cuanto a comunicación y publicidad, de los estándares más

altos del mundo, y por esta razón se produce un excelente posicionamiento en otros mercados.

En el exterior les sorprende que en poco tiempo reciban un

trabajo bien hecho, en base a la interpretación y solución de sus

planteos y requerimientos. Ahí se define todo y ese es nuestro

diferencial. Nosotros no escuchamos y ejecutamos, sino que tamizamos

lo que nos dicen, encontramos el por qué y a partir de ahí damos una

solución.

Una ventaja que tenemos que aprovechar en este aspecto para

responderles a los clientes del exterior con el nivel que esperan, es

la de la información online. Hoy todo el mundo puede saber acerca de

todo lo que sucede en cuestión de segundos de diferencia. Esto hace

que realmente uno pueda estar informado de temas que en otro momento

no podía, y acorta mucho las distancias.

Hace veinte años, había que

ir a un kiosco del microcentro porteño y comprar el único diario que

tenían del país del exterior del que queríamos estar empapados. Y,

como no era del día sino de un día anterior, teníamos que reconstruir

una información que hoy está al alcance inmediatamente. Así, es

posible alimentarse de datos de los lugares, de las compañías y de la

cultura a través de una computadora.

Sabemos que a nivel creatividad hay una realidad que tiene que

ver con la idiosincrasia, porque influye directamente sobre el

producto que tengamos que comunicar. Los productos que están muy

aferrados a las idiosincrasias de cada país o región, van a tener más

obstáculos que productos más neutros. Sin embargo, esto no es una

barrera indestructible porque la idiosincrasia de cada país o cultura

se salva informándose y sabiendo al respecto.

Si uno se informa de determinadas variables de un país, puede

llegar a comunicar cualquier cosa en cualquier lado, pero sin esa

investigación previa no es posible. No se puede comprender cómo vender

un producto en Libia si no se sabe qué religión se practica, cómo se

maneja la gente o qué actitudes tienen las personas ante los productos

y los estímulos. La comunicación tiene un grado de universalidad muy

alto, pero esto no quiere decir que se pueda vender todo de la misma

manera, en cualquier lugar. Así es que hay que saber a quién hay que

comunicar, quién es el destinatario. Desde dónde comunico, ya no

importa. Partiendo de esta base, que el producto se venda en Chile,

México, España o Estados Unidos es lo mismo. Aún cuando la

idiosincrasia juegue un papel importante, hay miles de formas de tener

información sobre la gente, lo que opina o cómo consume.

Por otra parte, en el ámbito local también sucede y podemos

trabajar perfectamente. Si tenemos que hacer una comunicación

determinada para un producto que va a salir en una provincia del Norte

del país, probablemente tengamos que informarnos más porque no van a

tener la misma idiosincrasia que en Capital Federal. Y, muchas veces,

es más diversa la idiosincrasia entre un porteño y un salteño, que

entre un porteño y un madrileño.

Hace algunos años, cada situación de decisión generaba una

reunión con el cliente. Hoy no es así, ni siquiera con el cliente

local. Los medios digitales han hecho que uno comparta todo de manera

virtual. Y con el cliente del exterior, vía Skype o conference, se

habla de trabajo como si ambos estuvieran presentes físicamente en la

misma sala de reuniones. La realidad es que actualmente, sin enlaces

extraordinarios, podemos generar la misma relación laboral que con el

cliente local. Ahora, la relación que se mantiene con el cliente de

manera presencial, compartiendo una cena de trabajo o un café, pasa

por un lugar afectivo que también se valora en cada viaje de negocios.

Por otro lado, trabajar con clientes del exterior tiene

algunos beneficios destacables. Uno de ellos es que se desgasta menos

la relación laboral. Haciendo una analogía con las parejas, a veces la

distancia es positiva. Hay parejas que viven en casas separadas y no

parece una mala estrategia. El hecho de no verse todos los días y de

no tener ese deterioro diario, hace que la relación tenga muchos menos

momentos tensos y esto resulta mutuamente favorable. Y, a la vez,

viajar de forma periódica para verse cara a cara predispone a ambas

partes de una mejor manera para ese preciado encuentro.

Otro beneficio es que en el momento en el que se trabaja en

línea no hay distracciones y el aprovechamiento del tiempo es

superior, de un 90 a un 100 %. Con el cliente local las reuniones son

extensas y el tiempo de trabajo no siempre se optimiza por múltiples

distracciones. En una conference uno va directo al grano y habla casi

exclusivamente de trabajo.

Si bien todavía el mercado nacional encuentra algunas

resistencias a asumir trabajos con clientes del exterior, es necesario

ser más atrevidos para crecer y progresar, a través de metas claras y

asumiendo riesgos. Para diferenciarse de los demás, hay que accionar

de forma diferente a la del resto y, es claro, que se proyecta una

gran oportunidad en esta nueva forma de trabajo.

Por Alejandro Raizman, Socio Director de Aldente, www.aldente-group.com.

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss