Twitter

Ceremonial y Protocolo veraniego con

¿SE PUEDEN CERRAR NEGOCIOS SEMIDESNUDO?

Silvia Beatriz Lavítola y Liliana Luzuriaga*

Con el verano,  las altas temperaturas, y la moda «décontracté»,  los ámbitos para las reuniones semi-formales,  de negocios, o mismo los encuentros casuales con personas con las que sólo tenemos una relación laboral suelen variar. Un encuentro en un balneario, una quinta, o una pileta suelen ser comunes, sin embargo, encontrarse con compañeros de oficina, jefes, empleados de otras compañías, y muchas veces tener que hablar de negocios en los ámbitos planteados implica estar semi-desnudo. Cómo hacer para no hacer sentir, ni sentirse incómodo y para lograr que esta situación, tan cotidiana en la actualidad, no se vuelva una tortura.

En primer lugar, hemos planteado diversos escenarios, cada uno de los cuales tiene sus propias convenciones, que también varían dependiendo del sexo.

Comenzaremos por la playa. La playa es un espacio público, por lo que no hay un «anfitrión» y un «invitado» (a menos que se haya convenido un encuentro en algún espacio privado de un balneario contratado a tal efecto). En este caso, priman las reglas de Ceremonial social básicas: la derecha, el paso, y la precedencia serán cedidas a las damas, especialmente si están embarazadas, luego siguen las personas con movilidad reducida y las personas de mayor edad. No es correcto otorgar la prioridad a la persona de mayor jerarquía laboral, ya que no nos encontramos en este contexto.

En segundo lugar, desde el título hablamos de la posibilidad de hacer negocios. Bien. ¿Cómo se hace para establecer el clima de formalidad que requiere hablar de negocios, en un ambiente originalmente pensado para el esparcimiento, y en el que no existen motivos que nos impidan disfrutar de todas las posibilidades que éste brinda? La solución a este predicamento es establecer internamente espacios, límites y códigos. Es una buena idea, entregarse libremente al disfrute en el área de solarium y pileta, y mantener un clima informal y distendido, aunque siempre sosteniendo distancias prudenciales con nuestros interlocutores. Con respecto a las damas, no es recomendable el uso de trajes de baño muy osados, ya que resultarían inapropiados. El propósito de la reunión es hacer negocios en un clima distendido y no seducir. Los caballeros, a su vez, intentarán evitar los contactos corporales, y a la hora de dialogar con una dama deberán mantener la vista en un eje imaginario a la altura de la frente de su interlocutora.

En cambio, a la hora de hablar de negocios, es recomendable establecer una pausa, en tiempo, y en espacio. Conviene cambiar de escenario, y elegir algún punto más retirado, pero antes de ello, conviene que cada uno de los participantes de esta futura reunión se tome un tiempo para un pequeño acicalamiento que diferencie las instancias. Una chomba y un short seco para los varones, y una camisola con un pantalón o pollera de bambula para las señoras son ideales para hacer esta transición con gracia y sin que nadie se sienta incómodo.

Por último, cuando la cuestión es un evento organizado en una quinta con «anfitrión», son, por supuesto todas las reglas del ceremonial social y de «hospitality» las que aplican, aunque quien agasaje sea el presidente de la compañía, ya que si fuera éste el caso, deberá implementar el servicio para agasajar a sus invitados, aunque ellos sean los «operarios» de su fábrica.

En conclusión, es importante distinguir entre encuentros casuales y pautados, así como también es clave establecer tiempos y espacios internos para cada «paso» de la reunión. Esto evitará incomodidades, momentos desagradables y permitirá hacer buenos negocios y pasar un buen momento. Clave para recordar: el que prima es el ceremonial social. Reglas de oro: recato en la vestimenta para ellas, recato en la mirada para ellos.

*Silvia Beatriz Lavítola y Liliana Luzuriaga, Directoras de la Consultora en Imagen y Ceremonial «Estilo Propio», http://www.cicestilopropio.com.ar/

 

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss