Twitter

Christophe Ginisty

«Twitter es la mayor empresa de relaciones públicas del mundo»

 



El francés Christophe Ginisty tenía 20 años cuando se lanzó al mercado la Macintosh de Apple y su vida cambió. Abandonó sus estudios de Derecho y se convirtió en un promotor del uso de la tecnología. Ahora preside la Asociación Internacional de Relaciones Públicas (IPRA), y es un gurú del uso de las redes sociales.

 

Estuvo de paso en Lima, Perú para entregar el Premio IPRA a la Universidad de San Martín de Porres y para incentivar el estudio e investigación en relaciones públicas, profesión que asegura es más necesaria hoy con la expansión de las tecnologías de la comunicación.

 

Por Jorge Paredes

  

— ¿Por qué se interesó en las relaciones públicas, una carrera a simple vista no tan apasionante?

  

Es muy sencillo. Voy a relatar mi historia personal. En 1984, vi el
lanzamiento de la Macintosh de Apple y eso cambió mi vida. Decidí
dedicarme a promover la tecnología y me pregunté ¿qué podía hacer para
ello? ¿Qué es lo primero que uno hace cuando quiere informar a las
personas? Descubrí que las relaciones públicas están en el origen de la
comunicación y yo quería participar del proceso.

  

— De 1984 hasta ahora el mundo se ha transformado totalmente,
¿cuánto han cambiado las relaciones públicas con la aparición de
Internet y las redes sociales?

  

En efecto, cuando empecé mi carrera, hacer relaciones públicas era muy
fácil. Había una organización que quería decir algo, y nosotros
elaborábamos los documentos de presa, fotos e información, y los
distribuíamos entre los periodistas y ahí terminaba nuestro trabajo. Hoy
todo eso ha cambiado. Nosotros ya no controlamos lo que la gente cree.
Antes éramos una fuente de información, ahora somos parte de  un sistema
más complejo, pero más emocionante. Hoy los estudiantes de relaciones
públicas tienen que aprender muchas más cosas, necesitan saber
sociología, antropología, psicología, técnicas relacionadas a la
comunicación en momentos de crisis, etc.

  

— Hoy la comunicación entre las empresas y los consumidores es
más directa y la reputación de una empresa se puede venir abajo después
de un comentario en Facebook, ¿cómo manejar esto?  

  

Sí, es más difícil, pero al mismo tiempo es más divertido. Nunca ha
sido tan emocionante y a mí me gusta la complejidad, no porque sea
difícil sino porque es desafiante. Sí, tal vez hace veinte o treinta
años, las relaciones públicas no eran tan divertidas, pero ahora sí.
Ahora las empresas, y nosotros, tienen que considerar más al público, a
la audiencia, tienen que ser menos arrogantes. 

  

— ¿Cree que Facebook es la mayor empresa de relaciones públicas en el mundo?
Yo creo que más es Twitter. Ahí es donde se cruza toda la información.
Hay dos tipos de redes sociales: en las que vas y te quedas y otras que
se conectan con las demás redes, y Twitter está haciendo esto, está
uniendo a todos los demás medios. Es el cruce de caminos. Muchos de mis
amigos dicen que ya no es necesario hacer una nota de prensa, sino solo
escribir un tuit.

  

— ¿Usted cree eso?
No, realmente, pero sí funciona para despertar el interés.

  

— ¿Cuáles son las posibilidades y límites de las redes sociales?
Entre las posibilidades, se puede acceder a cualquier tipo de
información inmediatamente; se puede revisar y verificar información; y
se puede conectar con las personas sin barreras. Pero existen muchas
limitaciones: la más importante es la dificultad para encontrar la
verdad, para hacer la diferencia entre lo correcto y lo que está mal,
entre lo verdadero y lo falso. Hay organizaciones que han aprendido que
pueden usar las redes sociales para manipular gente.

 

— ¿Cómo evitar esto?  

 

Primero, educar a la gente para buscar en Internet, enseñarle a
identificar fuentes confiables. En el mundo digital, los periodistas
tienen un papel muy importante, su labor ahora es educar a las personas
para navegar y encontrar la verdad y así combatir activamente la
manipulación. Tenemos que ser activistas de la verdad.

 

— Las redes son también espacios personales, en los que la gente se vende y se promociona a sí misma.

 

Sí, absolutamente. Y tus enemigos pueden crear perfiles falsos que
dicen cosas malas sobre ti. Eso es un gran problema porque puedes ser
atacado en cualquier momento. Es ahí donde los profesionales de las
relaciones públicas tiene que tener un rol muy activo para combatir con
la manipulación, el hackeo de información, y para mantener un buen flujo
de información.

 

— ¿Todo esto nos obliga a volver a dar importancia a algo tan viejo como la ética?

 

Ese es un punto clave. La IPRA fue creada en 1949 por gente que quería
promover la ética en las relaciones públicas y ese objetivo nunca
termina. Ahora necesitamos ayudar a los consumidores a estar bien
informados y ayudar a las organizaciones a informar de manera adecuada y
transparente. Cuando empecé mi carrera, la manipulación venía de la
autoridad, ahora puede venir también del público, del consumidor.
 
Agosto 2013.

Fuente: Diario El Comercio

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss