Twitter

Código de buen gobierno para las personas

Los aforismos



En el siglo XVII vivió un hombre llamado Lorenzo Gracián. En su “Código
de buen gobierno para las personas” utilizó innumerables aforismos que
poseen actualidad no obstante los  años transcurridos desde su
publicación en 1669. La Real Academia Española de la Lengua nos dice que
un aforismo “es una sentencia breve y doctrinal que se propone como
regla en alguna ciencia o arte.



“Quien  lo promete todo, promete nada.” Me ocuparé, déjelo en mis manos,
prometo estudiar el asunto. Son palabras muy conocidas. También en el
lenguaje cotidiano es fácil escuchar la  frase “uno de estos días te
llamo y almorzamos juntos”. Está vinculada a una promesa que no se
cumplirá. Por eso Gracián añade que “la cortesía verdadera es deuda. La
afectada, engaño.”

Por Roberto Sebastián Cava

En italiano se emplea una fórmula. Es “ci penso Io”. Con ella  se quiere decir “me ocuparé” o “lo  tomaré en cuenta”. Palabras que tienen similitud con nuestro  “uno de estos días te llamo”.

Hoy cuando algunas frases completamente fuera de tono inundan muchos programas radiofónicos o televisivos, es posible  disfrutar con un aforismo cargado de sentido positivo. Es “vivir mucho y vivir con gusto es vivir  por dos y fruto de la paz, porque el hombre de gran paz, es hombre de mucha vida”.La paz es necesaria y ella tiene que inundarlo todo. Alguien  podría preguntar: ¿Y qué es la paz”. Es, sin duda, la ausencia de guerra. Sin embargo  presupone algo más. Es la tranquilidad interior, es esa    serenidad  que colma el corazón de la mujer y del hombre.

Los alumnos del colegio critican a sus profesores. Hablan mal de ellos,  denigran sus cualidades didácticas. Hay hijos que no escuchan a sus padres y en la conversación cotidiana parece que el juzgar es tarea obligatoria.  En cambio “el sabio estima a todos porque reconoce lo bueno en cada uno y sabe lo que cuestan las cosas de hacerse bien. El necio desprecia a todos por ignorancia de lo bueno y por elección de lo peor”.

En casa, ¿conversamos o discutimos?  Charlar, escuchar las opiniones ajenas son señales de madurez.  ¿Es necesario acaso  pelearnos con alguien porque afirma que Concordia está a quinientos kilómetros de Buenos Aires si sabemos que esa distancia es algo menor? Gracián sale a nuestro encuentro con :  “Hay fieros genios que no se puede vivir con ellos, ni sin ellos”.

Nuestro autor hace una invitación  a “vivir mucho y vivir con gusto” y a “saber estimar porque ninguno hay que no pueda ser maestro de otro en algo”. Es un aforismo que invita a pensar en los demás, en no adelantarnos en una conversación, en  saber escuchar la opinión  de los demás.  La persona más sencilla nos puede dar una lección y no merece el desprecio.

Lorenzo Gracián  en el  “Código  de buen gobierno para las personas”  nos habla del  arte de la prudencia. Como “hombre largo raras veces es entendido”  parece conveniente releer los aforismos que tienen siglos. Maravillado ante su “Manual” no dudo en tomar de él  la lección magistral sobre la virtud. “No cansar. Suele ser pesado el hombre de un negocio y el de un verbo. La brevedad es lisonjera y más negociante; gana por cortés lo que pierde por lo corto. Hombre largo raras  veces es entendido porque lo bueno, si breve, dos veces bueno.”

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss