Twitter

Eduardo Sánchez. Imagen.

Normal
0
21

false
false
false

MicrosoftInternetExplorer4

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:»Times New Roman»;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

El
paradigma de la Imagen 

Un
enfoque antropológico del “homo sapiens” corporativo

El manejo de competencias ligadas a la Comunicación no
Verbal y el correcto análisis  de Cómo
Cambiar e introducir hábitos mentales, sobre la base de la cultura de la
empresa, aportan la herramienta clave para dinamizar el potencial del Recurso
Humano hacia la consolidación de la Imagen Corporativa.


La empresa de nuestros días, además de recursos financieros, humanos y
tecnológicos, requiere de manera excluyente de Capital Simbólico, para lograr
una clara diferenciación y responder con éxito a la alta competitividad de los
mercados. La necesidad de generar dicho activo, obliga a construir una Imagen
Corporativa alineada y en relación con la estrategia global del negocio.

 

El lenguaje de la Imagen

A consecuencia del proceso civilizatorio, cuya complejidad se desarrolla
según los principios que rigen la evolución de los organismos vivos –  la jerarquía y la especialización -,  las funciones que desempeñamos en la sociedad
se diferencian cada vez más,  y por tanto
mayor es la cantidad de personas que dependen continuamente de las demás. Se
hace  necesario, por ello,  ajustar los comportamientos acordes a cada rol, para cumplir eficazmente la función
social y profesional.

En este contexto, la  imagen
personal –  como un esquema de posibles
respuestas o perfil de conductas anticipadas -, genera un alto nivel de
impacto  en las decisiones de los
distintos públicos receptores. Será ella, en primera instancia,  el vector a partir del cual juzgarán nuestros méritos individuales, nuestros
valores corporativos, la calidad de los productos y servicios que ofrecemos, y
la credibilidad de las propuestas institucionales que representamos.

En el campo de la imagen interviene una forma de lenguaje compuesta de
códigos y signos estables, que tiene un significado tanto o más importante que
el de las letras del alfabeto y las palabras: el lenguaje no verbal. En el
impacto de todo mensaje el componente no verbal tiene una incidencia mayor que
el verbal, según lo demuestran numerosas investigaciones. Esto se debe a que
percibimos los componentes de la comunicación no verbal a través de formas
innatas de la intuición, que determinan forzosamente todos nuestros procesos
psíquicos y neurológicos, y a partir de ello nuestros comportamientos sociales.
Su alto poder de impacto y recordación radica en que se manifiesta fuertemente
en el plano emocional y muchos de sus significados los decodificamos en el
plano inconsciente.

 

Enfoque sistémico

El análisis de la imagen debe realizarse entonces dentro de este
concepto de mayor amplitud y alcance que es el estudio de la Comunicación no
Verbal, que abarca distintos aspectos:

 

  • Vestimenta
  • Kinésica
  • Proxèmica
  • Paralenguaje
  • Factores del
    Entorno
  • Características
    Físicas
  • Psicología
    del Color y las Formas
  • Conocimiento
    Social
  • Estructura de
    la Gestión

 

Entender su dialéctica, para utilizar un sistema  general de
significación que permita un modelo de capacitación en este aspecto de la
comunicación, que resulte entrenable, medible y controlable,  es el gran desafío de la capacitación
empresaria de estos tiempos.

 

La empresa que no esté en condiciones de manejar los códigos básicos de la Comunicación no
Verbal, es decir, que no pondere adecuadamente la imagen de su personal como
interfaz de posicionamiento corporativo, difícilmente logre excelencia en la
comunicación.

 

 

Antropología Empresarial

Visión renovada de las ciencias del hombre, fundada por el Dr. Fernand
Schwarz, de la Universidad
de París, redescubre la lógica de los sistemas vivos, que nos hace entrever el
rol y el funcionamiento del factor humano en nuestras sociedades

Desde esta óptica, tenemos en cada empresa una entidad bio-cultural, que
comunica su representación de sujeto, en una semiosis que debería ser asistida
y que conforma para los distintos públicos su Imagen Corporativa.

Paralelamente y en una sinergia significante, con su propia identidad,
sus mitos de fundación, sus creencias y sus héroes  y semidioses, conforma un sistema de
Comunicación y Organización  que diseña
las estructuras del imaginario de esa comunidad, para lograr cohesión y
satisfacción social interna, la llave maestra de la innovación y la
productividad.

Así, formación, información y comunicación se transforman en las
palabras claves de todo emprendimiento humano.

 

Desafío y Dialéctica del
Cambio

El tiempo del hombre, es el tiempo futuro, su sentido de finalidad y no
hay futuro sin cambio. Cuenta con la gran herramienta, su imaginación; justamente porque el hombre puede
imaginar un futuro distinto y mejor, quiere cambiar el presente.

La empresa moderna como contexto cultural, espacio privilegiado de la
socialización, el cambio y la mutación, debe liderar y capacitar para acompañar
ese principio evolutivo, no perdiendo de vista que la base del cambio es
afectiva y no alcanza con comprar el tiempo de los hombres, si no se gana sus
corazones, para luego ganar su creatividad. Sólo la emoción domina a la razón.

Convocando, con visión y esperanza a sus hombres y mujeres, a
reconocerse y realizarse a través del logro colectivo y su contribución a la
sociedad. Respetando a ese “ser simbólico”, en su maravillosa esencia, su
necesidad de una apertura hacia lo trascendente y la búsqueda del sentido de su
existencia.

 


© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss