Twitter

El Papa y la Marca País

Una marca país que ya no sólo incluye tango y Maradona





El
Vaticano nos ha sorprendido. Y ha defraudado todas las quinielas. Es
cierto que hace ocho años el cardenal Jorge Mario Bergoglio tuvo muchos
votos, pero en este tiempo Benedicto XVI nombró 75 cardenales, con que
aquel precedente no suponía que ahora fuera a ser un candidato con
posibilidades.




Los cardenales han dado un salto relevante.

Confiar
el timón de la Iglesia a un papa latinoamericano es una novedad
inesperada, aunque hondamente deseada por los ciudadanos de la región,
que es el auténtico granero de católicos.

Leer también más abajo:



El primer acto de comunicación del Papa Francisco

Desde Roma ya no hablará un papa del viejo mundo, sino un papa que pertenece a una realidad bien diferente, de un país lejano –como dijo el nuevo pontífice en sus primeras palabras-, que podrá suponer tal vez una manera distinta de mirar los problemas, no sólo de la Iglesia, sino del mundo. Él no tendrá el síndrome de la vieja Europa, pues está acostumbrado a ver el mundo desde la periferia en la que le tocó nacer, ese extremo del Occidente y del Sur que es Argentina.

Y Argentina se verá beneficiada por la decisión del cónclave: cuando se elige un papa, el distinguido por la designación es también su país. Es frecuente hablar de “la marca-país” y hay acontecimientos que contribuyen a prestigiar ese intangible fundamental que es la marca de un Estado.

La “marca Argentina” adquiere un atributo inesperado, que coadyuva a mejorar su imagen en el mundo. Argentina ya no será sólo el tango, la milonga, y las melancólicas zambas salteñas, ya no será sólo Gardel, Perón, Piazzolla y Maradona: será el papa Francisco.

El papa Francisco prestigiará a la nación argentina ante sus vecinos latinoamericanos y ante el mundo en general. El nuevo pontífice hablará en español, sí, pero su español no será el de España: en realidad hablará en argentino, porque si en la escritura la lengua es la misma en las dos orillas, no lo es en el campo de la entonación, y no lo es en su estilo y en su sensibilidad. El sonido que asomará a los labios del nuevo pontífice no será el de España. El mundo escuchará desde Roma la suave cadencia porteña, ese tono alegre, que endulza al recio castellano, y que tanto gusta en los países de América Latina, y también en España.

A partir de ahora, hay en el mundo dos jefes de Estado argentinos.

Por Javier Del Rey Morató.

Profesor de Comunicación Política, Universidad Complutense de Madrid.

Marzo 2013.

Fuente:Clarin

El primer acto de comunicación del Papa Francisco



El consultor de comunicación Víctor Sánchez del Real realiza en su blog un análisis de urgencia sobre la marca del nuevo Papa Francisco. Por su interés, ofrecemos aquí un extracto de las principales ideas.



PRIMER DISCURSO DEL PAPA

En cualquier profesión las primeras palabras y actos, tras ser elegido, son siempre complejos y llenos de decisiones. En el caso del Papa de Roma incopora la necesidad e inmediatez de elegir su «marca» y dar su primer discurso. Tras el esperado «Habemus Papam» los pontífices deben afrontar dos momentos de comunicación difícil. Uno: elegir «marca». Dos: dar su primer discurso.

En primer lugar,su elección de nombre ha tenido toda una carga de marca aún por determinar. En segundo lugar, su primera intervención ante la plaza, las cámaras y el mundo pueden considerarse muy positivamente como acto de comunicación. Más allá de las emociones propias de un evento como este, el hasta ese momento cardenal Jorge Mario Badioglio logró dotar a este acto de comunicación de una serie de elementos que generaron un recibimiento emocional óptimo.

ELECCIÓN DE LA MARCA PERSONAL

La elección del nombre de Francisco – aun por explicar – se está convirtiendo en todo un mar de análisis. Tanto si se refierere a Francisco de Asís, como si se refiere a San Francisco Javier -o a ambos como creemos en Elocuent –  la elección de este nombre permite apalancarse sobre lo más positivo de ambas figuras. Elegir una marca personal implica buscar universos emocionales que puedan aportar valor a nuestra acción personal. De una sola tacada y con solo su denominación, el nuevo papa ha logrado «incorporar» todos los valores de dos figuras clave de la Iglesia a su propio papado.

EL DISCURSO

El primer papa argentino (también de origen italiano) optó por dar su discurso íntegramente en italiano.  Sus primeras palabras lograron transmitir una gran emoción incluso a los que no entendieran este idioma. La clave, lo no verbal. El papa dominó durante los minutos previos y durante su intervención las claves de la comunicación no verbal. Un tono cercano. Un lenguaje sencillo. Todo como si se estuviera produciendo una visita íntima al hogar del espectador. En un ambiente frío, lluvioso o remoto (por TV) logró acercarse a los individuos de su audiencias.

LAS FORMAS

El papa Francisco logró generar la tensión emocional desde el primer momento. Sin duda la propia liturgía con 20 siglos de experiencia está preparada para generar estos efectos. Pero el papa Francisco dio pasos adicionales. En primer lugar, se generó un efecto «emoción» por la sorpresa al no ser uno de los candidatos favoritos en las encuestas. En segundo lugar, por el nombre. En tercer lugar, por empezar con un tono y gestos cercanos.

Utilizó la vestimenta más sencilla de las disponibles. Y una cruz de madera. Comenzó con una broma «fin del mundo», y desde ese momento buscó la complicidad y la cercanía.

Logró conectar a diversos niveles con varios púbicos esenciales para ir asentando su liderazgo. Lanzó mensajes cercanos a numerosos grups de interés (Romanos, Italianos, Jesuitas, seguidores incondicionales de Benedicto XVI,…).

 

En su momento álgido, consiguió generar un silencio impresionante para reforzar la sensación emocional y de pertenencia que había logrado en los primeros minutos. Y lo hizo pidiendo, no imponiendo, silencio y que se rezara con él.

POR VÍCTOR SÁNCHEZ DEL REAL

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss