Twitter

El Turismo en Cuba requiere de los servicios de las Relaciones Públicas

En ocasión de mi reciente viaje a Cuba invitado por la Asociación de Comunicadores Sociales; pude -además de participar de extraordinarios actos académicos- apreciar, como un turista más, la calidez y educación de su pueblo, sus bellezas naturales y su riquísimo patrimonio histórico y cultural.

CubaTurismo

En lo preliminar, quizás lo más cautivante para mi era el poder observar sin intermediarios cómo los cubanos viven. Poder discernir sobre mitos y realidades de un país atrapante y envuelto en un halo de misterio y contrapuntos

Pude, asimismo, disfrutar de los atractivos de su patrimonio natural, como son sus bellas playas caribeñas en Varadero; como también, asombrarme por las particularidades culturales de su ciudad capital y sentirme embelezado por la arquitectura colonial de La Habana Vieja.

Si el turismo es la locomotora de la economía cubana; su cultura, es la caldera principal de esa locomotora. Si el turismo activo, el natural y el cultural es el porvenir en Cuba, las Relaciones Públicas deben ser el instrumento estratégico para consagrarlo.

Vincular el turismo con las manifestaciones culturales más entrañables y no al contrario.

Cuba está en un punto crucial de su desarrollo turístico, el punto en el cual los países deciden favorecer su desarrollo cultural o hacer cultura para el turismo. Lamentablemente esto último es lo que más se observa en muchos otros destinos del Caribe.

Varadero –por ejemplo- el lugar de encuentro por excelencia con las playas cubanas corre el peligro de convertirse en un “no lugar”, desde el punto de vista del sentido de pertenencia plena a la cultura. De lo que se trata -parafraseando a la doctora Graziella Pogolotti, miembro de la Academia Cubana de la Lengua de Cuba- es de proyectarla y potenciarla por la belleza incomparable de sus playas y la calidez de su gente, pero sin transformarla en un “enclave del turismo”, cuyo rasgo más visible son los complejos all inclusive y los “paquetes” en los que los turistas se transportan en manadas.

El modo de vida auténticamente cubano es lo que le brinda identidad al lugar. La identidad es su modo de ser, su música, su historia, construida a través de distintos procesos, incluida la Revolución.

El proceso actual de normalización de las relaciones entre Cuba y EE.UU. tiene una importancia estratégica para la política en general de la Isla y en particular para el desarrollo del turismo.

Utilidad económica del Turismo

Se suele hablar de la utilidad económica del turismo, pero la prioridad cubana debiera ser “buscarle” a toda actividad en el turismo el sustrato cultural. Porque el turismo es, entre otras cosas, absorción de cultura. La actividad más simple que pueda haber tiene un sustrato cultural, y los cubanos deben hacer valer en toda ocasión ese sustrato.

Actualmente en torno al turismo se están moviendo dos fuerzas contrarias en Cuba: una que intenta homogeneizar y otra que apuesta por la diversidad.

Un ejemplo de ello es el interés desde el Ministerio de Turismo de replicar en la ciudad de Trinidad, La Bodeguita del Medio y el Floridita, a la vez que se procura eliminar un sitio patrimonial de la ciudad, la Casa de la Rumba, para convertirlo en una Casa de los Beatles.

Las opciones culturales ya no son una exclusividad institucional, hay muchos profesionales que se están insertando en el sector privado. Bares y restaurantes son un ejemplo de las nuevas iniciativas privadas y que están muy adaptados a los gustos de los turistas que los prefieren.

La rumba, por caso, fue adaptada al oído del gusto extranjero. Y de lo que se trata concretamente es de la búsqueda de autenticidad, que es uno de los valores que más aprecia gran parte del turismo.

Cuba es un símbolo de diversidad cultural, y esa es una de sus grandes fortalezas.

Es un país en el que se expresan signos de cambio, nada sería más patético que disfrazarse de lo que quisieran los turistas ver. Eso es seudo folclor. Como se expresó recientemente en un encuentro de intelectuales cubanos que debatieron sobre el futuro del turismo en Cuba: hay playas con supuestos cementerios mayas donde los huesos son plásticos y fabricados en Taiwán.

La red de museos locales, de enorme potencial para el turismo cultural por los valores que atesora, pasan por momentos difíciles, si los gobiernos municipales y provinciales no intervienen para salvarlos, corren serios riesgos de desaparecer.

Una comunidad puede terminar siendo una caricatura para el consumo de esa aventura kitsch que algunos pretenden que sea el turismo. Un buen programa pro activo de Relaciones Públicas aplicado al sector no solamente puede impedirlo; sino que además, promoverá el desarrollo sustentable del turismo en la Isla más famosa del Caribe.

Por Antonio Ezequiel Di Génova

Especialista en Relaciones Públicas y Turismo*

* adigenova@redrrpp.com.ar

@antoniodigenova

Presidente de REDIRP www.redirp.org

Editor del Portal de RR.PP. www.redrrpp.com.ar

Director General de e-PR Consultores

www.e-publicrelations.com.ar

Autor de los libros:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss