Twitter

Empresas de RRPP restauran imágenes dañadas en internet

WASHINGTON (AFP) —Empresas de relaciones públicas de un nuevo tipo han aparecido en Estados Unidos para intentar restaurar la reputación en internet dañada por personas anónimas, que pueden calumniar en la Red sin dejar rastros.

«Estamos asistiendo al surgimiento de grupos que lanzan ataques con consecuencias significativas sobre las reputaciones en internet o incluso en la vida real», explicó Danielle Citron, profesora de derecho de la Universidad de Maryland (este), consultada por la AFP.

Si se toma en cuenta que cada segundo se realizan 10.000 búsquedas en todo el mundo en el motor de búsqueda Google, «cada vez es más crucial saber lo que se dice de uno en internet», explicó Nino Kader, de la sociedad International Reputation Management (IRM), que ha crecido a fuerza de restaurar, en la medida de lo posible, la imagen de sus clientes en la web.

«A menos que usted sea un ermitaño, será ‘googleado'», advierte la cofundadora de la empresa, Christine Schiwietz, también profesora de sociología de la universidad de Georgetown, en Washington. El verbo ‘googlear’ ha ingresado incluso en el diccionario de la lengua estadounidense.

Un grupo de estudiantes de derecho de la universidad de Yale debió apelar a la empresa de «restauración de imagen» en internet, ReputationDefender, tras haber sido objeto de ataques en un sitio dedicado a su formación. «Había mensajes que acusaban a algunos estudiantes de tener herpes, de haberse realizado abortos. Había incluso amenazas de violación, de muerte», recuerda Danielle Citron.

Dos de las jóvenes mujeres víctimas de estos mensajes calumniadores intentaron un proceso contra los autores de estos ataques pero, con las leyes actuales, tienen pocas posibilidades de lograr algo. «La ley no permite a las víctimas demandar a los operadores del sitio donde se emitieron los ataques porque ellos no los escribieron», añadió la profesora de derecho. «La dificultad, cuando se quiere demandar a un internauta que puso un mensaje, es que a menudo se esconde detrás de un seudónimo o utiliza tecnologías» para no ser detectado, añadió.

En cuanto a los intentos de que los autores de los ‘blogs’, o páginas personales, adopten un código de conducta «están lejos de lograrse», resumió. El anonimato que ofrece internet permite a los calumniadores ser «mucho más vindicativos que en persona», sostiene Christine Schiwietz.

El surgimiento de ‘blogs’y el agujero jurídico dejan así el campo libre a los ataques cibernéticos. «Hace apenas cinco años había que crear un sitio web para poner información en internet y ese sitio podía ser identificado por una dirección IP (internet protocol). Había una responsabilidad», recordó Nino Kader de IRM. Pero ese ya no es el caso con los ‘blogs’.

Los «reparadores de reputaciones» no responden a los mensajes acusadores, sino que destacan las informaciones positivas sobre una persona e intentan disimular las calumnias, cuando se hace una búsqueda sobre alguien. «Cada vez más, las personas se forman una primera impresión sobre una personas mirando lo que aparece sobre ella en la Red, pero muy pocos miran más allá de los primeros cinco resultados», explicó Kader.

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss