Twitter

influencer

Tendencias: directores influenciadores, una nueva forma de dirigir una empresa


El término influencer ha dejado ya de ser una palabra marginal para expertos en tecnología
para hacerse un hueco en la parte superior de la pirámide organizativa
de las empresas. La vieja figura del jefe autoritario e inaccesible está
empezando a difuminarse, los tiempos están cambiando y los modelos que
empiezan a adoptar los cuadros directivos de las empresas de todo el
mundo están empezando a adaptarse, aunque poco a poco, a los nuevos
tiempos.

Según un estudio realizado en 2010, para el que se entrevistó a 389 directivos de 28 países diferentes y que ha recuperado Fast Company, el estilo de gestión empresarial ha cambiado significativamente en los
últimos años. Los jefes de ahora están dejando a un lado el estilo
autoritario para dejar espacio a la participación, a permitir el pensamiento individual y la cesión de responsabilidades en su equipo. Se trata de un planteamiento más dinámico e inclusivo que hace que el
espíritu dentro de la empresa sea más sano y los distintos puntos de
vista se tengan en cuenta.

Así, los directivos se empiezan a convertir más en un influencer y menos en un jefe, haciendo de sus empleados personas más felices y productivas. Pero todo
este cambio ha sido consecuencia de un proceso evolutivo global:

Una nueva economía: desde que en 2008 estalló la
crisis financiera, el modelo empresarial “tradicional” ha tenido que ir
cediendo espacio a nuevas formas de hacer. Los sistemas antiguos están
destinados a desaparecer, mientras que los líderes están empezando a
tomar medidas para enfrentarse a la nueva forma de hacer las cosas, lo
que significa trabajar de forma más cercana con todo el mundo, tanto
interna como externamente, para lograr los resultados proyectados.

Una nueva generación: los profesionales de la
generación “baby boom” están cerca de la jubilación, si algunos no lo
han hecho ya. En cambio, las generaciones X e Y están empezando a ocupar
cargos cada vez más importantes en las organizaciones, con una nueva
mentalidad y un nuevo sistema de valores. Esta nueva generación de
líderes reclama más equilibrio entre la vida laboral y la personal, son
más independientes mientras que dan más valor al trabajo en equipo, y
saben cómo utilizar la tecnología para sacar provecho al esfuerzo en
grupo. Además, han logrado que desaparezca esa línea que separa a los
amigos y los compañeros de trabajo y son transparentes al mundo gracias a
las redes sociales.

Una nueva realidad demográfica: cada vez hay más
mujeres ocupando altos puestos en las empresas. De hecho, las cifras
revelan que las mujeres ya ocupan la mayoría de los puestos laborales en
Estados Unidos. Pero esto no es todo, en Tailandia y China un tercio de
las posiciones de CEO y dirección están ocupadas por mujeres. Una nueva
realidad que aporta nuevos planteamientos empresariales.

Una nueva tecnología: Puede sonar a cliché, pero ya
no se puede negar. Internet ha cambiado todo. Las herramientas de
comunicación digital y redes sociales son mucho más que una simple
motivación a una cultura corporativa más abierta, hacen que este
planteamiento sea inevitable. Ya no se pueden tomar decisiones
aleatorias que no tengan en cuenta los hechos, o dictar órdenes de forma
secreta. Al final, internet ha traído transparencia, y esto empieza a
calar en el tejido empresarial.

Una nueva realidad: esta evolución, al final, ha
provocado una nueva realidad en la que el mundo empresarial ya no puede
ser sólo eso. Ahora las personas son una parte vital de la ecuación. A
los empleados ya no sólo les preocupa el salario a final de mes, sino
que quieren ser parte de una compañía, a la que respetar y de la que
también esperan respeto. En definitiva, no se trata de añadir un nuevo
cargo a la tarjeta de visita, sino de tener una vida mejor.

29 de septiembre 2012.

Fuente: MarketingDirecto.com

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss