Twitter

Inteligencia Emocional en la empresa

LA EMPATÍA* Y EL MUNDO EMPRESARIAL
Fragmento de la última obra de Daniel Goleman, Richard Boyatzis y Annie McKee: «El lider resonante»


La conciencia social suele ser la más reconocible de las dimensiones de la inteligencia emocional. Todos nosotros hemos sentido la empatía de un maestro o de un amigo comprensivo y todos hemos padecido su ausencia en un profesor o un jefe insensible. En el mundo laboral, sin embargo, la empatía rara vez se ha visto recompensada, hasta el punto de que la misma palabra parece, en ese entorno de realidades «duras», completamente fuera de lugar.> >
*Empatía es la capacidad de reconocer los sentimientos, pensamientos, deseos, creencias y perspectivas ajenas.

Pero la empatía – la competencia fundamental de la conciencia social – no tiene nada que ver con el típico «Yo estoy bien, tú estás bien». Y ello no significa que el líder deba adoptar como propias las emociones de los demás y tratar de complacer a todo el mundo, porque ello supondría una auténtica pesadilla que imposibilitaría toda acción. La empatía, muy al contrario, significa escuchar los sentimientos de los demás y asumir decisiones que les tengan en cuenta. Pero lo más importante de todo es que posibilita la resonancia y que su ausencia, por el contrario, genera disonancia.> >


La empatía requiere de la adecuada autogestión, es decir, de la capacidad de expresar las emociones sin sofocarlas. Hay veces en que la empatía del líder emocionalmente inteligente le lleva a llorar con un empleado, ya sea por una tragedia personal o incluso por una amonestación o un despido, aunque una reacción más ponderada no necesariamente significa falta de empatía. En cualquiera de los casos, los líderes que no expresan sus emociones son personas emocionalmente demasiado distantes.> >


El líder que comprende los sentimientos y puede asumir los puntos de vista de los demás posee una especie de brújula emocional que le ayudará a llevar a buen puerto sus palabras y a sus acciones. Y es que la empatía es la condición sine qua non de la eficacia social de la vida laboral. Las personas empáticas saben reconocer y satisfacer las necesidades de sus clientes y subordinados. Son personas accesibles y que saben escuchar lo que los demás tienen que decirles, dándose cuenta de lo que realmente les interesa y, en consecuencia, responden adecuadamente. Por eso la empatía también resulta fundamental para conservar a los buenos empleados. Los líderes siempre han utilizado la empatía para formar y conservar a sus trabajadores. No olvidemos que la movilidad laboral está muy estrechamente unida a la falta de sintonía del líder disonante *.> >


También hay que señalar por último que, en una economía cada vez más global como la actual, la empatía no se halla exclusivamente circunscrita a un ámbito laboral restringido, sino que afecta a la relación con personas de todas las culturas. En este sentido, la empatía -que permite sintonizar con las sutilezas del lenguaje corporal y ayuda a escuchar el mensaje emocional transmitido a nivel no verbal – constituye el mejor antídoto para los problemas de interpretación que con tanta frecuencia amenazan el diálogo intercultural.>


Fuente: inteligencia-emocional.org

>

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss