Twitter

ISO 26000

Pagina nueva 1

“La ISO 26000 nos
resultó muy clara y nos ayudó a equilibrar el reporte”

Pocos meses
atrás, el Grupo Sancor Seguros revolucionó el sector empresario
presentando el primer
reporte de susententabilidad realizado en Argentina que
tomaba como referencia la Guía ISO 26000 de Responsabilidad
Social, que tanta expectativa había generado.  Betina Azugna, Responsable de Responsabilidad
Social Empresaria del Grupo Sancor Seguros reveló todos los
detalles del proceso y analizó el impacto que tuvo la adopción
de la Guía en la estrategia de la empresa.

 

Betina Azugna, Responsable de Responsabilidad Social Empresaria del Grupo Sancor Seguros

Betina Azugna,
Responsable de

Responsabilidad Social Empresaria

del Grupo Sancor Seguros  

 

¿Cómo fue que la empresa
decide aplicar la norma ISO 26000?

 Lo empezamos a
conversar con el equipo que nos apoya con el proceso del
reporte. En diciembre de 2010 cuando nos enteramos del
lanzamiento de la norma, decidimos estudiarla y para ello
hicimos un curso intensivo organizado por  el Consejo Empresario
Argentino para el Desarrollo Sostenible  (CEADS) y el Instituto
Argentino de Normalización y Certificación (IRAM).

Habíamos tenido algunas reuniones
durante el armado de la estructura del reporte anterior donde
notábamos que algunos capítulos quedaban muy largos y otros muy
cortos y teníamos que definir cómo equilibrarlo.

Además coincidió que en la
división de RSE de IDEA (Instituto para el Desarrollo
Empresarial de la Argentina) empezamos a trabajar  el tema de
los Derechos Humanos. Para entonces, comenzamos  a armar una
presentación sobre Derechos Humanos orientada al negocio basada
en  los informes brindados por la Organización Mundial de la
Salud (OMS) y detectar la relación de nuestro negocio con ese
tema. Así se inició una etapa de   investigación sobre los
siniestros de tránsito, y armamos nuestra visión  sobre cómo
vemos los derechos humanos, ligado al tema del derecho a la
seguridad y la vida. Incluso la OMS identifica grupos
vulnerables en los siniestros de tránsito, como después lo
solicita la norma ISO. Eso fue un buen disparador para abordar
la materia de DDHH y encaminamos el armado del reporte siguiendo
la Norma ISO 26000. Todo el trabajo que habíamos hecho en
materia de prevención y seguridad vial se enmarcaba
perfectamente en el tema de derechos humanos, tal como lo
veníamos haciendo desde el año 2005, con diálogos con los Grupos
de Interés, mapeo de la esfera de influencia, informes de
rendición de cuentas, entre otras cuestiones. De esta manera
estábamos adoptando principios y recomendaciones de la nueva
Norma ISO.

¿Y cómo fue la recepción
de la alta dirección de la idea de aplicar la ISO 26000?

Siempre fue abierta. Igual que
cuando  a fines de 2005  le presentamos la norma AA1000 y el GRI
y en el 2009 con la adhesión al Pacto Global. El compromiso es
avanzar y responder a todos los indicadores y compromisos
asumidos con los grupos de interés. Entendemos que estas
herramientas son progresivas, vamos creciendo y avanzando de a
poco y alcanzando los estándares paulatinamente. Es verdad que
cuando se menciona la Norma ISO, parece un objetivo inalcanzable
pero la empresa ya venía trabajando en muchos aspectos con
principios y recomendaciones que esta norma incorporó. Sólo se
reorganizaron de una forma distinta a la forma en que se
presentaban antes.

Comparando este nuevo
proceso con lo que venían haciendo con el GRI y AA1000, ¿Se
volvió más complejo? ¿Cómo modificó la dinámica del reporte el
hecho de tomar esa nueva referencia en el proceso de
implementación?

Se amplio y se clarificó. Muchos
indicadores del GRI son muy difíciles de interpretar,  la ISO
26000 es muy clara y nos ayudo a reorganizar y equilibrar la
información dentro de los capítulos del  reporte, esto fue lo
más útil de su aporte. La incorporación del capítulo de Derechos
Humanos como materia fundamental de la ISO fue una de las
 novedades y avances logrados. Otra de las materias importantes
es la de prácticas laborales lo que  permitió que nuestro
reporte tenga un capítulo entero sobre el público interno de la
empresa.

¿Y por qué dice que le
sirvió para equilibrar el reporte?

Básicamente para que se ajustaran
los contenidos en las siete materias fundamentales de la ISO.
Esto reorganizó la estructura y logró que no se concentre la
información en un único capítulo. Por ejemplo, en el área de
comunidad los programas ligados a seguridad vial y derecho a la
vida fueron reubicados en el capítulo de derechos humanos. Lo
que quedó en el capítulo de Comunidad fue el trabajo de la
Fundación, las áreas de trabajo en red con otras instituciones
como el Ministerio de Educación, entre otras cuestiones.

¿Por qué tomaron la
decisión de utilizar el reporte como herramienta de difusión de
la propia Guía?

Porque nos pareció que era
importante dar a conocer la norma. Para los que están usando
sólo el Pacto Global, la norma ayuda a clarificar cada
principio, lo mismo para los que usan el GRI. Creemos que si 199
países trabajaron durante 5 años para responder a todo lo que es
la RSE, no sólo de las empresas sino de todas las
organizaciones, es importante como mejor práctica su adopción y
por supuesto también su difusión. 

De las 7 materias
fundamentales y sus indicadores, ¿encontraron dimensiones que
 parecieran inaplicables para el contexto argentino?

No recuerdo ninguna
específicamente. La ISO está hecha en base a diferentes
contextos socio-económicos y legales por lo cual hay muchos
aspectos que no aplicamos o cumplimos pero por las
características propias de nuestro negocio. Igualmente hay mucho
para seguir trabajando.

Hay una cuestión que
asusta a las empresas y las hace reacias para trabajar con la
ISO: el manejo prudente de la comunicación de la ISO. ¿Cómo
hicieron para validar y legitimar el uso de una herramienta que
no es certificable?

Estamos siempre en contacto con
el IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación),
que es el que nos capacitó y confirmó los mecanismos que la
propia ISO establece para comunicar la adopción  de la Guía.

¿Y ustedes conocían
alguna otra empresa que lo hubiera aplicado para tomar como
modelo?

No, sólo teníamos la referencia
de una empresa de seguros ecuatoriana que comunicó que utilizó
la ISO pero no logramos obtener el reporte, así que trabajamos
sin referencias.

¿Cómo será la evolución
en el futuro, cómo toman la herramienta de cara al próximo
reporte?

La herramienta nos ayudó mucho y
prueba de ello es que estamos trabajando en un sistema de
gestión que va a ser soportado en ISO Tools, que es una
herramienta de gestión útil para la ISO 9001. Nosotros la
queremos hacer a medida y para ello estamos trabajando con ISO
Tools España y con una consultora argentina para volverla un
sistema de gestión que permita trabajar cada una de las materias
fundamentales de la ISO 26000.

Tenemos una modalidad de trabajo
con nuestro Grupo Estratégico de RSE que valida las decisiones y
estrategias; por ello,  nuestra intención es que esta
herramienta incluya todos los procesos de gestión de la RSE
desde los diálogos y debates llevados a cabo por este grupo,
hasta las alertas sobre cumplimiento de expectativas y
dificultades de ejecución. 

Nuestra intención para 2012 es
hacer un diálogo sobre la materialidad del reporte con los
referentes para conocer su opinión. Tenemos empleados que son
referentes de RSE en las distintas Unidades de Negocios del país
y los formamos en el tema para que traten de replicarlo.  En
diciembre tuvimos una reunión de capacitación para actualizarlos
en el tema y analizamos la materialidad del reporte de 2011. Aún
estamos procesando los resultados. Nos convence mucho esta
estructura de reporte como para poder replicarla en el próximo,
por cómo abarca cada temática.

¿Qué repercusión tuvo
 entre los colegas la iniciativa de aplicar la ISO?

Entre las empresas que elaboran
reportes, hay interés por conocer nuestro trabajo, para ello
estamos elaborando una versión resumida y una virtual. El
Reporte siempre se presenta primero para la Asamblea General de
la empresa y luego se distribuye a todos los interesados. 

En un par de años ISO
hará una revisión de la norma y siempre se vuelve a debatir el
tema de la certificación. Ustedes que implementaron esta norma,
¿creen que debería o podría ser certificable?

En lo personal entiendo que no
debería ser certificable, por la misma razón de que es una norma
amplia. Es más útil como una guía que sirva a cualquier tipo de
organización, certificarla no me parece necesario. 

Hasta el momento ustedes
son la única empresa que se animó a aplicarla, ¿por qué crees
que sucede esto?

Primero porque la gente no la
conoce. Además, los que conocen las normas ISO y sus exigencias
tienen como una aversión mucho mayor para aplicarla. En los
foros de la ISO muchos consultan y se interesan por quienes nos
animamos a trabajar con ella. Lo que no se conoce es que es una
guía, que con sólo aplicar a una materia de la ISO ya se está
habilitado para comunicar la adopción de la norma.

En algunos países, se
está usando la validación externa, una especie de validación o
auditoria social hecha por consultoras y ONG, ¿Cómo ves esta
iniciativa?

Nosotros verificamos la AA1000
porque da seriedad al proceso. Lo hicimos a través de diálogos
 supervisados por Bureau Veritas y luego revisados para valorar
el grado de satisfacción de las expectativas. Todo esto ayuda a
la seriedad del proceso. Incluso  la AA1000 puede verificarse
por cualquier organización no sólo a través de un ente
verificador. Y en la ISO puede haber un camino similar, por
ejemplo, empresas que trabajen en temas controversiales pueden
poner a la población afectada a validar el proceso. Pero es un
punto al que habría que analizarlo muy bien. Los temas ligados a
las certificaciones no son muy debatibles. La ISO 26000 no fue
creada con la intención de que fuera certificable, por eso es
una Guía. 

Para finalizar, hablemos
de otro mito, ¿usar la ISO 26000 resultó más caro?

No, para nada. Porque no hay que
certificarla. Nosotros al hacer el curso con IRAM obtuvimos la
norma como material de trabajo. Entonces sólo implica
capacitarse y aplicarla.

 

Fuente.
ComunicaRSE

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss