Twitter

Las RR.PP. y su Plexo Teórico


EL PENSAMIENTO
Gregory Bateson (1904 – 1980)


Incómodo entre los corsés rígidos de las disciplinas exclusivistas y excluyentes, predicó una epistemología evolutiva y transdisciplinar. Huyó de las prisiones científicas del cartesianismo. Su personalidad fue una de las más relevantes de la ‘escuela invisible’ de Palo Alto, en el que se articuló la investigación coral de sociólogos, lingüistas, psicólogos, psiquiatras, biólogos en torno a un punto de encuentro transdisciplinar: la comunicación.

Uno de los pensadores más relevantes del pasado siglo, si bien su proyección intelectual no se compadece con su reconocimiento académico. La tensión apasionada de su investigación se manifiesta en múltiples vertientes, tan amplias y varias como el espectro universalista que describe la formación de Bateson.


Su obra, que tiene momentos de solidez fundacional, se basa más, sin embargo, en sugerencias brillantes, en planteamientos que no siempre abandonan el estadio de las hipótesis, en las intuiciones del sabio; en construcciones que no niegan las contradicciones, las dudas, el carácter relativo de la especulación teórica (hay aquí un anticipo del ‘descreimiento’ postmoderno).


Bateson es un heterodoxo de un gran fortaleza creativa, por lo que muchos de sus planteamientos se abren paso, como claves interpretativas y herramientas metodológicas, en desarrollos teóricos que le suceden.


Incómodo entre los corsés rígidos de las disciplinas exclusivistas y excluyentes, predicó una epistemología evolutiva y transdisciplinar. Huyó de las prisiones científicas del cartesianismo. Su personalidad fue una de las más relevantes de la ‘escuela invisible’ de Palo Alto, en el que se articuló la investigación coral de sociólogos, lingüistas, psicólogos, psiquiatras, biólogos en torno a un punto de encuentro transdisciplinar: la comunicación.



Para Bateson, la mente, el espíritu, el pensamiento, la comunicación –hay un todo envolvente que sobrepasa el recorrido semántico de cada uno de los sustantivos-, constituyen la dimensión externa del cuerpo, que forma parte de la realidad de cada individuo, del ser humano. El cuerpo traspasa el perímetro biológico a través de las extensiones de la mente, de su alcance comunicativo, y los efectos de esas extensiones, de sus trazos informativos, se convierten en instrumentos de cohesión psicológica y social, de interacción, identidad y pertenencia a un contexto dado.
Desde su percepción evolucionista, analizó las transformaciones sociales a partir del comportamiento, de las conductas. Confrontó la base pasional e intuitiva del ser humano con el orden y el conflicto, la estabilidad y el cambio; con la lógica de las construcciones culturales y sociales. La comunicación aparece aquí como un proceso determinante de la evolución.



A partir de la cibernética, que aparece en el centro de las seducciones intelectuales de su biografía (tuvo relación personal con Norbert Wiener desde 1947) y de las inquietudes fundacionales de la escuela de Palo Alto, la comunicación redobla su valor como instrumento de comprensión e intervención sobre la realidad en sus múltiples proyecciones. Mente y cuerpo tienen su paralelismo en el software y en el hardware, de modo que muchos de los procesos, pero también las patologías, pueden ser interpretados a partir del estado del cuerpo y de la información que circula a través las extensiones corporales.



A partir de la que denomina teoría del ‘doble vínculo’, analiza los problemas de las inducciones esquizoides derivadas de las contradicciones informativas bipolares en procesos de comunicación como los que se dan entre madre e hijo. Y, por consiguiente, mediante el análisis de los flujos informativos, las interacciones y retroalimentaciones, también intervenir terapéuticamente sobre el espacio de los actores de la comunicación. Vertientes de la neurolingüística o de la psicología comunicacional que abren con Bateson un campo experimental nuevo, al tiempo que una meta: la formulación de una teoría sistémica de la comunicación.



Concepciones y planteamientos a los que se les puede dar un claro alcance mediático (Bateson afirma que el concepto de comunicación «incluye todos los procesos a través de los cuales la gente se influye mutuamente»). Podría decirse que si para Bateson la comunicación hace posible la relación entre los seres humanos, los medios son instrumentos determinantes en la estructuración social. Se puede advertir también un ‘doble vínculo’ en el juego de fenómenos como el televisivo, al menos por lo que al valor de nutrientes psicológicos tiene en la formación cognitiva. Aquí también se producen contradicciones entre un orden pregonado y un orden vulnerado, circunstancia que puede llegar a crear un ‘contexto patógeno’ a través de las experiencias repetidas y continuadas en los segmentos de audiencia más desprotegidos.



Para Bateson, la comunicación está determinada por el contexto en el que se produce. Toda comunicación, viene a decir, exige un contexto, porque sin contexto no hay significado, no hay valor diferencial que genere información (la información es una diferencia que hace la diferencia…). Bateson recrea una visión sistémica e interdisciplinar de los procesos comunicativos. La ‘metacomunicación’ o el ‘metamensaje’ es la evolvente del conocimiento que da sentido, contextualiza, clasifica la comunicación o el mensaje; incluso, crea vínculos o estructuras de diálogo con otros ambientes o contextos. Bateson concibe los procesos comunicacionales con un carácter circular y evolutivo, donde el feedback tiene una importancia decisiva.



Su obra, en la que se encuentran huellas que van de Darwin a Russell, de Birdwhistell a Wiener, trata de esbozar una nueva teoría de la comunicación, con influencias sobre numerosos autores contemporáneos.


© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss