Twitter

Lo que las RR.PP. no son…

Los estereotipos sobre los relacionistas públicos que la televisión refuerza.

«RR.PP. sólo se encarga de fiestas” y otros conceptos erróneos. Samantha Jones ha dado un ejemplo terrible para los aspirantes a profesionales de Relaciones Públicas.





Este personaje de ”Sex and the City» trabaja en Relaciones Públicas,
y se lo ha retratado en la serie de televisión y el cine como un
trabajo fabuloso, en el que todo se trata de codearse con las
celebridades, planificar fiestas, y beber cócteles caros.

Claro que lo es.

«Mucha gente piensa que la gente de Relaciones Públicas es como Samantha Jones», dijo Beth Monaghan, directora y co-fundadora de InkHouse. «Es algo mucho más serio, que conlleva mucha más estrategia, y que demanda mucho más tiempo delante de la computadora portátil tratando de persuadir a los periodistas para que escriban sobre determinados temas».

O como Lorra Brown, una profesora asociada de Relaciones Públicas en la Universidad William Paterson, insiste: «RR.PP. no trata sobre fiestas de lanzamiento, sino que se trata de dar con las mejores soluciones para ayudar a los clientes a alcanzar sus objetivos de comunicación o de negocios».

No suena tan glamoroso ahora, ¿verdad?

Como cualquier profesión, la industria de Relaciones Públicas tiene su cuota de conceptos erróneos populares, y entre ellos, el principal es que sus practicantes simplemente planean fiestas y se codean con celebridades (una persona entrevistada para este reportaje dijo que escuchó a una aspirante a profesional de Relaciones Públicas decir que ella quería entrar en relaciones públicas deportivas para encontrar un marido…).

La gente de RR.PP. «es inteligente y lista, y puede entender problemas complejos y presentar soluciones viables a los problemas de muchos medios de comunicación en un corto periodo de tiempo «, dijo Abbi Whitaker, propietaria de Abbi Agency. «Nuestras mentes son agudas,  podemos hablar y entender asuntos de la Bolsa de Valores, de la última tecnología, y también de medio ambiente.

«Ah, y no somos veinteañeras que usan tacones de cuña, gafas de sol inmensas, y pantalones vaqueros de color».

Una mirada en el interior del aula de RR.PP.

Matt Ragas, un profesor asistente en la Facultad de Comunicación de la Universidad DePaul, dijo que muchos de sus estudiantes soportan estas ideas erróneas sobre el campo de Relaciones Públicas, ideas que desde la perspectiva de alguien ajeno a la profesión tienen sentido.

«Planificar fiestas y trabajar con celebridades y los medios de comunicación parece emocionante y vertiginoso «, dice. «¿De verdad quieres entrar en un campo que es aburrido y serio?»

La buena noticia es que los alumnos de los cursos de Ragas rápidamente comprenden la realidad de los profesionales. Se dan cuenta, por ejemplo, que la planificación de una fiesta es sólo una táctica en el arsenal de los profesionales de PR (y una que requiere mucho trabajo, dice Ragas). «Los estudiantes generalmente son de mente abierta acerca de las posibilidades y están impacientes por aprender la profundidad y la amplitud del campo profesional, más allá de lo que ven en la televisión «, añade.

Y no deberían aburrirse con la profesión. «Las Relaciones Públicas se ha vuelto tan especializadas que les digo a los estudiantes que es posible que exista un “nicho” que compatibilice sus intereses y pasiones con su conjunto de habilidades de comunicación y entrenamiento», dice Ragas.

A pesar del trabajo de los profesores y profesionales para disipar los mitos acerca de la profesión, ciertos conceptos erróneos persisten. Aquí hay cuatro, muy comunes, que  los aspirantes a profesionales de relaciones públicas creen:

Es una profesión para personas sociables y extrovertidas

Si usted está buscando un trabajo en Relaciones Públicas, es posible que desee evitar decirle a un entrevistador: «Yo soy una persona sociable». Lorra Brown afirmó que “nunca” contrata a la persona que lo dice.

«La realidad es que usted tiene que poseer fuertes habilidades interpersonales y estar dispuesto a aprender, pero la mayor parte del aprendizaje es al enfrentarse a un reto o tarea y aprender sobre la marcha «, dice.

Elizabeth Sosnow,  directora gerente de BlissPR, expresó un sentimiento similar. «Usted debe trabajar en PR si es bueno con las ideas», dice. «Ese es un conjunto de habilidades totalmente diferentes».

Según Gini Dietrich, fundador y CEO de Arment Dietrich, las Relaciones Públicas no es una profesión adecuada para algunos tipos de personalidad, sino una carrera para el pensamiento estratégico y crítico para resolver problemas, y la construcción de relaciones. «Ser una persona extrovertida o una persona sociable no significa automáticamente ser bueno en las comunicaciones «, dice.

Unas fuertes habilidades de comunicación social garantizan su éxito

Sólo porque usted sea un usuario experto de cualquier número de sitios de redes sociales – Facebook, Twitter, Instagram , LinkedIn, YouTube, Pinterest, etc. –  no quiere decir que vaya a brillar en las Relaciones Públicas.

«Todos los veinte, treinta y cuarentañeros en PR (e incluso algunos cincuenta y sesenta añeros) poseen conocimiento de las redes sociales y del potencial de Internet” observa el veterano profesional de RRPP Fraser Seitel.

«Cuando uno brilla en este campo es a través del conocimiento de los negocios, la comprensión de la gestión, y la facilidad de comunicar que ayudan a una organización a alcanzar sus objetivos. Se requiere conocimiento, experiencia, humildad, humanidad y desparpajo. Y eso lleva tiempo”.

Viajar es una parte clave del trabajo

Muchos profesionales de Relaciones Públicas están encadenados a sus mesas, trabajando con sus ojos y sus dedos en sus equipos. Como Beth Monaghan ha sugerido, un profesional de relaciones públicas pasa incontables horas en su escritorio.

Desde luego, existe la oportunidad de viajar. Algunos profesionales de relaciones públicas viajan sin parar, y eso es un trabajo duro.

«Los viajes por lo general significan tomar un vuelo nocturno, trabajando 18 horas al día, o sentado en una sala de conferencias sin ventanas», dice Lorra Brown, que antes tenía puestos de alto nivel en Ogilvy Public Relations Worldwide y Weber Shandwick Worldwide.

La gente de Relaciones Públicas maneja las noticias de una manera deshonesta.

Este es un error común entre los periodistas que saltan desde el periodismo a las relaciones públicas, dice Brad Phillips, presidente de Phillips Media Relations. Ex periodistas creen que trabajar en relaciones públicas es contar una historia que saben que es falsa o no ética.

«Cuando me he encontrado con ese miedo, les hablo de mi propia experiencia en ambos lados del negocio de las noticias», dijo Phillips. «En mi carrera, me he dado cuenta que el trabajo que estoy haciendo como profesional de relaciones públicas es más sustantivo que el trabajo que hice en las noticias, no menos”.  Phillips admitió que en ocasiones deben ser tomadas «decisiones éticas difíciles». «Pero he encontrado consistentemente que los mejores profesionales de relaciones públicas priorizan más la reputación a largo plazo de sus clientes – y de sus propias decisiones más cuestionables – que las decisiones que producen éxito a corto plazo, pero dolor a largo plazo», dice.

Ha oído usted algún otro concepto erróneo que necesite aclarar?

Por Michael Sebastián. Publicado en PR Daily

Traducción e interpretación: Lic. Alejandra Martínez Morales, responsable de Relaciones Internacionales de RedRRPP.

Marzo 2013.



www.prdaily.com/Main/Articles/11791.aspx

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss