Twitter

«Los estudiantes que progresan son los que tienen la capacidad de adaptarse a las exigencias del entorno».

La educación tiene una deuda pendiente y el mercado lo sabe.

Resultado de imagen para educación no formal

Luego de leer la última entrevista que dio a New York Times Laszlo  Bock – vicepresidente de RR.HH. de Google, me produce mucho placer entrar en el campo de la reflexión y compartirlo con ustedes.

 

Me engancho con el titular “El expediente académico no sirve para nada”, aunque sigo encontrando titulares por los 4 costados, entro en un bucle e investigo sobre las razones que lo llevan a darnos este cachetazo de realidad.

Cierto es que la educación como la conocemos, hace agua desde hace ya varios años. Sabemos que en el campo del conocimiento creamos modelos y adaptamos los existentes como si emparcháramos las ruedas de nuestro viejo coche, a las necesidades formativas y de conocimiento que el mercado necesita hoy, y proyecta para su futura subsistencia. La aparición de nuevas carreras responde a estas necesidades. El mundo avanza, la ciencia y la tecnología también. Los recursos y necesidades varían y en respuesta  a ello surgen las nuevas áreas de formación.

Los estudiantes que progresan son los que tienen la capacidad de adaptarse  a las exigencias del entorno.

El aprobado se logra si se marca la respuesta correcta, no la más creativa o la que resulta de un análisis de variables. Cuántas veces nos ha sucedido que no estando de acuerdo con los profesores, decíamos aquello que sabíamos  nos aseguraba la nota. Seguramente esa alternativa de respuesta original y creativa la borré de mi mente o simplemente ella, la descartó porque no aseguraba mi subsistencia en la universidad o el colegio.

Quien triunfa en el estudio nos indica que está preparado para lograr sus metas en ese entorno, y no fuera de él. El sistema de educación actual, tiene una enorme deuda en el campo del desarrollo personal, de las habilidades y los talentos que hacen de cada persona un individuo único. No podemos seguir mirando hacia los planes de formación, debemos girar y mirar hacia las personas, los alumnos de cualquier edad que pueden estar ávidos de conocimiento, pero  sobre todo necesitan entregar lo mejor de sí y ser valorados por ello.

De nada sirve almacenar gran cantidad de información si no hay un profundo desarrollo del potencial humano.  El conocimiento se incorpora, se aprende,  pero el talento forma parte de cada individuo y no podemos dejarlo en un segundo plano, por el contrario debemos potenciarlo. Para Laszlo Bock el expediente académico, solo asegura el nivel de formación, pero no nos habla de su eficacia, de su capacidad de liderar, trabajar en equipo o resolver el trabajo diario.

En algunas de sus notas se refiere a la “confianza” como un elemento necesario para con los trabajadores. Confiar en las personas y sus habilidades y en su capacidad para resolver problemas. Pero esa confianza la sitúa por encima de una ecuación simple Conocimiento + talento + habilidades, y eso es posible si logramos que cada individuo logre desarrollar su potencial humano.

No pongo a Laszlo  Bock en el lugar de gurú, pero si entiendo que su posición es relevante y su voz es una alerta que debemos, por lo menos, considerar.

Rescato una parte de la entrevista “El responsable de RRHH de Google asegura que las únicas cuestiones que realmente pueden hacernos entrever el potencial que puede tener un candidato son aquellas relativas a su comportamiento”, lo que resulta “son las entrevistas conductuales estructuradas, donde se tienen unos criterios establecidos de antemano para evaluar a las personas, sin dejar que el entrevistador saque su propia conclusión”.

En esa línea de evaluación se encuentra la metodología DISC, que evalúa el comportamiento de las personas como una manifestación del talento. Interpretando el comportamiento natural vs el adaptado, de manera que podemos medir si el entorno resulta favorable o no para el desarrollo del talento de una persona.

Nos habla de aquello que aporta cada persona como respuesta única e innovadora. Nos habla de esa cualidad que puede hacer que la empresa deposite su confianza en ella y le asigne puestos y responsabilidades acordes a sus verdaderas dotes, formadas por su talento, sus habilidades y los conocimientos.

También quiero rescatar el papel que le asigna al entrevistador, a quien lo percibe como condicionado por los patrones establecidas para evaluar personas. Es decir que también es un producto del sistema actual imperante de formación.

Vivimos un momento de profundo cambio  y no sólo el mercado camina en esa dirección, sino que  también las personas, que entienden que debemos trabajar nuestro propio desarrollo y encontrar los espacios laborales y de formación adecuados, para dar rienda suelta a nuestros talentos para vivir y disfrutar de ellos.

Lic. Fabiana Feijóo Musi
fabfeijoo@gmail.com

Formadora Certificada DISC Institute
Representante para Argentina de People Performance España

Disc

 

Faby

Fuente El Confidencial  - de la nota de Miguel Ayuso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss