Twitter

¿Misión Imposible?

Bush crea una unidad para mejorar la imagen del país en el mundo a cargo de Karen Hughes

Mientras toda la atención de EE.UU. se concentraba en la protesta antiguerra fuera del rancho de George Bush en Crawford (Texas), Karen Hughes ingresaba de modo bastante más discreto al custodiado predio para comenzar a esbozar en una reunión con su amigo, el presidente, y la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, sus planes para una misión que muchos consideran imposible: mejorar la magullada imagen de Washington y el gobierno de Bush en el resto del mundo.Entre las ideas de Hughes, de 48 años, está encabezar un grupo interministerial de "diplomacia pública" que intentará promover de modo más efectivo la política exterior y crear equipos de "respuesta rápida" para contrarrestar información negativa para EE.UU. en el planeta.

De 1,78 metros de altura y fuerte carisma, Hughes ha sido junto a Karl Rove uno de los principales consejeros de Bush desde sus tiempos de gobernador en Texas. De hecho, esta ex periodista que vivió en Panamá cuando su padre fue gobernador estadounidense en la zona del canal, es señalada como la redactora de la autobiografía de Bush. Durante el primer mandato del presidente, Hughes trabajó como asesora en la Casa Blanca pero renunció en 2002 por razones personales.

Su actual tarea implica nuevos retos. Durante una reciente audiencia en el Senado antes de ser confirmada por unanimidad en el cargo de subsecretaria de Estado para Diplomacia Pública el 30 de julio, Hughes dijo que Washington debe desarrollar su "respuesta rápida para confrontar propaganda de odio, disipar mitos peligrosos y sacar la verdad" sobre su política exterior.

Según informó The New York Times este domingo, Hughes planea instalar para ese fin equipos de trabajo en Oriente Medio y otras zonas. Como ejemplo de los problemas que encarará Hughes, Rice mencionó al periódico un cuestionado artículo sobre la supuesta profanación del Corán en un inodoro de la cárcel estadounidense de Guantánamo, que corrió como reguero de pólvora por el mundo árabe. Ese incidente nunca fue admitido por el gobierno de Bush, pero el Pentágono informó de otros episodios en ese centro de reclusión donde el libro sagrado musulmán fue pisado por un guardia y salpicado con orina.

Rice descartó de plano cualquier posibilidad de que EE.UU. vaya a cerrar Guantánamo o a modificar rumbos. "Lo que no quiero sugerir es que vayamos a cambiar de políticas porque sean impopulares", dijo. El comentario de Rice plantea la duda de cuánto podrá cambiar la imagen internacional de Washington con su rumbo actual.

"EE.UU. es resentido sobre todo por sus políticas. Ese diría que es el problema mayor de Bush", indicó a Clarín Nicole Speulda, directora de proyecto en Pew Global Attitudes, que ha medido la popularidad norteamericana en el mundo. "No estoy segura de que la oficina de Hughes vaya a tener algún impacto en cambiar la imagen de EE.UU. a menos que cambien las políticas".

Un estudio de ese centro divulgado en junio mostró que en 10 de los 15 países encuestados la mayoría de la población mantenía una visión desfavorable de EE.UU., en buena medida debido a su guerra en Irak y sus políticas unilaterales. La tendencia alcanza incluso al mundo occidental, donde China figuraba con mejor reputación que Washington.

Fuente: The New York Times/ Clarin

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss