Twitter

Modales y Negocios

Estilo de vida

Modales que alientan negocios

Los empresarios invierten entre 4000 y 6000 pesos para aprender sobre protocolo, algo crucial en sus relaciones

Más
allá de los números, las estrategias y las proyecciones, existe otro
plano en el mundo de los negocios. En este paralelo regido por
corazonadas y emociones, los modales actúan como condicionantes de los
acuerdos. Allí, los detalles se potencian y gestos como el saludo
adquieren la relevancia de las cifras en el papel.

Expertos en protocolo capacitan a empresarios para
evitar errores que entorpezcan acuerdos. Con capacitaciones
personalizadas, buscan mejorar las relaciones en torno de sutilezas de
imagen y cortesía. Las clases cuestan entre $ 400 y 600 por hora, en
cursos de hasta diez horas, adaptables a la grilla del ejecutivo.

La puntualidad es el primer destacado. «En la Argentina
es uno de los errores más frecuentes. Incluso, pareciera que es mejor
hacer esperar al otro. Ser puntual es uno de los elementos que acompañan
a lo sustancial y mejoran la performance en la gestión del negocio»,
dice Antonio Di Génova, experto en ceremonial.

Por Luján Scarpinelli
 | LA NACION 
 

Entre los condicionantes de la primera impresión
también está el saludo. Según Eugenia De Chikoff, reconocida en el
ámbito de los buenos modales, si se trata de occidentales, el anfitrión
es quien debe extender la diestra y estrecharla mirando a los ojos, sin
sacudir el brazo ni tomar posesión de la mano. En cambio, amplía Di
Génova, un oriental puede interpretar esa mirada como un desafío.
«Conviene hacer una leve inclinación y bajar la vista», aconseja.

De Chikoff se detiene en el aspecto del ejecutivo como
fuente de confianza: «Prolijo y con buen aroma; traje recto por la
mañana, cruzado por la tarde, y zapatos lustrosos». Para la mujer,
resume: «Elegancia y sobriedad, con falda debajo de la rodilla, sin
escotes ni tacos demasiado altos».

Respecto de la recepción del invitado, ponerse de pie
es el punto en común. Hay quienes sostienen que el alto ejecutivo sólo
debe llegar hasta la puerta de la sala; otros, proponen dar la
bienvenida en el umbral de la empresa y acompañar hasta la salida, como
en el propio hogar. Y siempre, afirman, ofrecer el asiento a su derecha o
la cabecera opuesta en una mesa de trabajo, donde los empresarios se
igualan.

En cuanto a la ambientación, Néstor Montero, presidente
del Instituto Argentino de Ceremonial (Inarce) pone énfasis en la
inclusión de la bandera nacional y la del visitante. «También se muestra
respeto por el otro dejando de lado la soberbia de pretender que se
amolden a uno, y prepararse para el encuentro, conociendo la
idiosincrasia de la persona, el cargo, la trayectoria», entre otras
precisiones, recomienda Montero.

La impronta local debe estar en las comidas y en el
presente que se entrega. «El regalo no debe ser ni muy personal ni muy
caro para que no se tome como presión», dice Edith Cortelezzi, referente
del protocolo ejecutivo, que aconseja no tocar temas de religión,
política o críticas al país del visitante en conversaciones ajenas al
negocio. El contacto virtual, añade la experta, no escapa al protocolo:
las normas de «netiquette» rigen la formalidad ejecutiva.

Fuente: Diario La Nación

5 de agosto de 1012

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss