Twitter

Norma ISO contra el estrés

ISO crea una norma para alivianar la carga mental y el estrés



¿Carga mental en el trabajo? ¿Su actividad demanda continua atención como, por ejemplo en el caso de los controladores aéreos o los conductores de autobuses? ¿Las condiciones de iluminación son esenciales para su trabajo, como en la comprobación de superficies revestidas en la industria del automóvil o de la calidad de botellas de vidrio en la industria de refrescos? ¿O es que las preocupaciones sociales más amplias, como la crisis económica, afectan su rendimiento?



Cualquier actividad puede generar estrés mental. La tensión y la fatiga resultante pueden afectar a las personas y a su vez indirectamente, tener un mayor impacto en la organización. Como resultado de ello, ISO ha desarrollado una norma de tres partes, la ISO 10075, Principios ergonómicos relacionados con la carga de trabajo mental, para ayudar a empleados, empleadores, sus representantes, supervisores de sistemas, diseñadores, autoridades y otros profesionales a abordar los temas de la carga mental en el diseño de los sistemas de trabajo.

Trío poderoso

La norma propone un enfoque de tres flancos:

Parte
1, Términos generales y definiciones: Determina una terminología común
para facilitar la comprensión. La norma se basa en un modelo simple de
“estímulo‐organismo‐respuesta” y discrimina entre los impactos del
estrés mental fuera del individuo (estímulos) y la respuesta mental –
deformación desde dentro (individual).

Este documento es
relevante para los empleadores y los sindicatos en la negociación de
acuerdos sobre carga de trabajo mental, ya sea en las condiciones de
trabajo o  en su impacto en el individuo.

Parte 2, Principios de
diseño: Describe los preceptos básicos de diseño necesarios para evitar
los efectos incapacitantes y mejorar las condiciones del trabajo. Se
centra en las tareas, equipos, medio ambiente y la organización, con el
fin de optimizar, en lugar de minimizar la carga de trabajo mental. Es
decir, busca evitar los extremos de una carga de trabajo demasiado
pesada o demasiado ligera. Esta parte de la norma es particularmente
relevante para los diseñadores de sistemas y equipos de trabajo,
directivos, representantes de los trabajadores y las autoridades de
salud y seguridad.

Parte 3, Principios y requisitos relativos a los métodos de medición y evaluación de la carga mental:  puesto
que no hay una  única manera de evaluar el estrés mental o tensión, la
norma no recomienda los instrumentos de medición específicos, sino que
describe los requisitos para su objetividad, fiabilidad, validez,
sensibilidad y diagnóstico.

Existe un gran número de instrumentos
de medición, cada uno diseñado para diferentes situaciones y
propósitos. La norma ayudará a los médicos a elegir instrumentos
adecuados y dar orientación a los desarrolladores de los procedimientos
de medición.

Esta parte de la ISO 10075 está destinada a ser
utilizada principalmente por expertos en ergonomía, como psicólogos,
especialistas en salud ocupacional y/o fisiólogos, con formación teórica
y práctica adecuada en el uso e interpretación de tales métodos.

Pero
también proporciona a los no expertos, por ejemplo, los empleadores,
los trabajadores y sus representantes, administradores de sistemas y
diseñadores, y las autoridades públicas; información útil para orientar
la evaluación y medición de la carga de trabajo mental.

Agosto 2013.

El autor

Martin
Schütte estuvo involucrado en el desarrollo de la serie ISO 10075.
Eq     1z<s parte activa de la Sociedad de Ergonomía Alemana GfA, y
la Federación Europea de Sociedades de Ergonomía.



Fuente: Revista ISO Focus+, edición abril 2013

Traducción al español: Secretaría Ejecutiva de COPANT

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss