Twitter

Protocolo Vaticano

El papa Francisco y el protocolo vaticano

La entrevista que el Papa Francisco concedió recientemente en exclusiva al periodista portugués, experto en crónicas  palestino-israelíes, Henrique Cymerman,  sirvió para que conociéramos algún detalle más de las características de su todavía corto papado -sencillez y austeridad, aparte- pero, sobre todo, para saber, de primerísima mano, la importancia que tiene y se le da al protocolo en el ámbito vaticano que, por resumir, es mucha.



Esta evidencia, de acuerdo con alguna de sus afirmaciones, se puso de manifiesto porque en el transcurso de la entrevista, el periodista se interesó por conocer cómo es la agenda de un día en la actividad del Papa Francisco en El Vaticano.

La respuesta del Pontífice fue rápida, concisa y no dejó lugar a la duda al afirmar que cuando llega un Jefe de Estado, tiene que recibirlo con la dignidad y el protocolo que se merece y reconoció que con el protocolo tiene problemas pero que había que respetarlo. Casi sin llegar a completar la respuesta se dirigió al entrevistador preguntándole si conocía la diferencia entre terrorismo y protocolo. “Con el terrorismo  -dijo el Papa ante una audiencia expectante- se puede negociar; con el protocolo, no”. No puede haber argumento más contundente para defender una actividad.



Apenas unas horas después de la entrevista, he oído ya
alguna interpretación muy documentada y con bastante lógica
interpretando algunos pasajes de la entrevista en el sentido de que la
austeridad y la personalidad, extremadamente humilde, del actual Papa es
muy poco proclive al ceremonial vaticano envuelto en unas normas y
preceptos muy consolidados.

Sin embargo, yo en estos momentos en
los que un numeroso grupo de alumnos que cursan el Máster en Dirección
de Protocolo, Producción, Organización y Diseño de Eventos en el
Instituto Superior de Protocolo y Eventos (ISPE) dan los últimos toques a
sus trabajos final de máster y pulen su correspondientes presentaciones
y defensas, prefiero quedarme con la interpretación de que el conjunto
de normas, usos y procedimientos que regulan la actividad de protocolo
en El Vaticano gozan de tal prestigio y arraigo y están tan asumidas,
conocidas y respetadas que todo el mundo, incluido el Papa, las acepta y
cumple escrupulosamente sin fallos ni falsas interpretaciones aunque en
ocasiones sea, como hemos comprobado, a regañadientes.

Como
complemento de lo anterior, valga la afirmación de que en el entorno
diplomático, está extendida la idea de que la diplomacia vaticana, sobre
todo, la que actúa en el exterior es la que más éxitos profesionales
consigue. No me cabe duda de que quienes ejercen actualmente y ejercerán
en un futuro inmediato las funciones de protocolo en cualquiera de sus
múltiples posibilidades, estarán sumamente agradecidos a la forma en la
que en las proximidades de la Plaza de San Pedro, se exterioriza esta
actividad profesional.

Es una curiosa coincidencia pero esta
noticia de la entrevista del Papa Francisco salta a la actualidad al
mismo tiempo que aparece un nuevo número de la Revista Protocolo en cuya
portada puede leerse refiriéndose a nuestro país “El protocolo oficial,
en coma” y en la que también se afirma que todo parece indicar que el
modelo actual agoniza y que este hecho obligará a muchos profesionales a
plantearse nuevos formatos.

Quizá sería de gran utilidad
recomendar una breve estancia vaticana para quienes necesitan salir de
ese coma anunciado y terminar de consolidar definitivamente la
convicción ya muy extendida y generalizada del protocolo como una
actividad profesional necesaria, pujante y con un futuro muy prometedor.

Julio 2014.

Por Alfredo Aza para RevistaProtocolo.es

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss