Twitter

Que la lucha de Aylan no sea en vano.

Imagen, realidad, hiperrealidad, globalización y relaciones públicas.





Resultado de imagen para aylan



Días
atrás nos vimos conmovidos a nivel global por la imagen de Aylan, ya
sin vida, en una playa turca. La imagen recorrió el mundo, se viralizó
instantáneamente, sacudió el tedio general y recreó las discusiones
sobre pobreza, marginalidad, refugiados, el mundo actual, la economía,
las guerras, la injusticia y tantos otros tema
s
.



La triste realidad que se sintetiza en la foto desgarradora del niño para el que ya no hay esperanzas en este mundo, de repente se expande en el mundo de los medios globalizados de comunicación y en ese mismo instante deja de ser algo estrictamente real para transformarse también en un hecho propio de la “hiperrrealidad”. Como tal, impacta un tiempo y luego se diluye y se escurre como el agua entre los dedos. Lo que hasta hace un instante nos desgarraba empieza a ser solo un una imagen más de un mundo que nos cuesta comprender; en el que, casi sin solución de continuidad pasamos a otro tema.

La «hiperrealidad» es un constructo que define el modo en que la conciencia reconoce y construye lo que es «real» en un mundo en el que el evento o experiencia original es radicalmente reformulado y filtrado por los medios de comunicación. Dicho de otro modo, la hiperrealidad es la incapacidad de distinguir entre lo real y lo mediatizado por la tecnología. Filósofos de la talla de Jean Baudrillard y Umberto Eco dicen que lo «hiperreal» es la representación de algo cuya contraparte no existe en la realidad. Lo «hiperreal» es algo nuevo que «pareciera» referirse a algo real.

La globalización, asimismo, es un proceso irreversible,
que nos afecta a todos en la misma medida y del mismo modo. Todos somos
seres «globalizados». La globalización, además de ser un fenómeno
omnipresente, se caracteriza principalmente por la compresión del tiempo
y el espacio, debido a la tecnología, y es este último factor el que
nos une tanto como nos divide.

La cara complementaria del
proceso de globalización, es la progresiva segregación y exclusión de
quienes no poseen movilidad, y es esa una de las causas de mayor
preocupación entre los intelectuales del mundo: la creciente pérdida de
contacto entre las elites extraterritoriales y el resto cada vez más
«local», ya que la independencia de los «globales» del confinamiento de
unidades políticas y culturales, acentúa la desprotección del resto.

Ejemplos
menos dramáticos que pobre niño turco, pero no por ello menos
significante de este fenómeno, son las constantes presiones por parte de
las corporaciones transnacionales para lograr la aprobación de
legislación en su conveniencia, bajo la amenaza de dejar el país, con un
tendal de desocupación detrás. Los «globales» pueden irse, los
«locales», no. Y es esta desigualdad, otra de las características
inherentes a la globalización.

En definitiva, pasar del campo del
impacto mediático y de la hiperrealidad al terreno de lo concreto, real
y valioso para una comunidad es una función social en la que los
relacionistas tenemos mucho que ofrecer.

Por Antonio Ezequiel Di Génova*

* adigenova@redrrpp.com.ar

@antoniodigenova

Presidente de REDIRP www.redirp.org

Editor del Portal de RR.PP. www.redrrpp.com.ar

Director General de e-PR Consultores

www.e-publicrelations.com.ar 

Autor de los libros:

 

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss