Twitter

Relaciones Públicas para «despegar»

Dime que dices en tus publicidades y te diré qué problema de Relaciones Públicas tienes.


 

  

 Una de las formas indirectas
de conocer o inferir la situación comercial o comunicacional actual de una
empresa es a través del análisis crítico del contenido del mensaje publicitario
que un anunciante haya pautado en medios masivos de comunicación.
 
 

El eje de cualquier
campaña de publicidad gira en torno de un concepto estratégico a
comunicar, con el que una empresa trata de afianzar una ventaja comparativa,
diferencial o competitiva y/o revertir una situación problemática por la
que sus productos o servicios estén atravesando.

Por Antonio Di Génova*

Normal
0
21

false
false
false

MicrosoftInternetExplorer4

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:»Tabla normal»;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:»»;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:»Times New Roman»;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

 En este afán por
persuadir, las empresas no escatiman recursos a la hora de contratar afamados
protagonistas del ámbito actoral, deportivo o periodístico para que reciten el
guión redactado por la agencia publicitaria. De la misma forma que una marca
coadyuva al status de quién la consume, un famoso o celebridad pone su propia
reputación o credibilidad al servicio de una marca. Se trata de un fenómeno de
doble proyección de quienes protagonizan un comercial: por un lado afianzan el
valor percibido de la marca en el público al transferirle atributos de su
propia imagen personal y por otro, promueven la voluntad de
compra del público meta. 
 

Antiguo método,
pero práctico, hay que reconocerlo. Si bien es cierto que el ardid no
tiene la capacidad persuasiva de otrora, y un buen segmento de público ya está
advertido de la maniobra, no por ello deja de ser efectivo. 

Fiel a este estilo
la empresa Despegar.com promueve sus servicios de venta de pasajes aéreos
y de hotelería a través de una serie de spots publicitarios en los que
diversos famosos o «celebrities» tales como Martín Palermo,
Luciana Aimar, Ricky Sarkani, Andy Kusnetzoff y Marley, entre algunos otros
dan testimonio de sus arancelados pareceres, tales como: yo elijo Despegar.com,
confío en Despegar.com, es la opción más segura, es así de fácil, etc.

La empresa brinda
un servicio enteramente online y todos sabemos que los consumidores promedio de
estos servicios somos personas de la generación X e Y; de la Z: hijos dilectos de la era
digital casi nadie, claro. También es sabido que los que pertenecemos a alguna
de la dos primeras generaciones tenemos cierta resistencia al e-commerce y a hacer negocios sin verle
la cara a nadie. De todas formas, uno no es un dinosaurio y si hay una buena
oferta que atender a la hora de comprar un pasaje a Río de Janeiro, Madrid o
Mar del Plata, internet no será un obstáculo imposible de sobrepasar.

Si bien es cierto
que no somos de la «Z», también es cierto que no comemos vidrio y
antes de comprar seguramente ya aprendimos a «googlear» un concepto y
ver qué se dice de él en la
Red. Estamos en la era de las comunicación digital y de los
emisores múltiples, por lo que nunca viene mal echarle un vistazo a los
comentarios de los medios segmentados y a los posteos de los nuestros
conciudadanos sobre algún tema en particular.

Lo que uno se
encuentra en la Red
al googlear despegar.com», además de los sitios propios de la
empresa y los enlaces pagos, es una importante cantidad de comentarios de
medios y personas que transmiten su insatisfacción con el servicio o el manejo
de la empresa. He aquí una consecuencia disfuncional para la empresa. He aquí
un aspecto funcional del sistema para los usuarios.

Estos problemas de
reputación online tienen repercusiones comerciales y de imagen
institucional y de marca que deben atenderse, si es que no se quiere que
la sangre llegue al río. Las estrategias, mecanismos, acciones y tácticas
para neutralizarlos forman parte del abanico de recursos propios de la Relaciones Públicas
y no de la publicidad. Incluso ella debiera ajustarse a los nuevos parámetros
que esta nueva realidad impone y que Relaciones Públicas observa, e
incluir mensajes más verosímiles.

Crear nuevos
canales de comunicación, más eficientes, cálidos y confiables con los
diferentes públicos es una necesidad imperiosa y no un mero capricho de
modernidad. Aggiornar el discurso comercial y corporativo, implementar
procesos de dirección por valores, informar en forma veraz y comunicar asertiva
y empáticamente, han dejado de ser aspiraciones a implementar con
las generaciones futuras para transformarse en realidades acuciantes.

Yo por ahora y que
Andy me perdone, no elijo Despegar.com; por lo menos, hasta que los relacionistas hagan su trabajo.

* Antonio Di Génova. (adigenova@redrrpp.com.ar)

Editor del Portal de RR.PP. www.redrrpp.com.ar

Director General de e-PR Consultores

www.e-publicrelations.com.ar

 Presidente de REDIRP

www.redirp.org

Autor del libro  Ceremonial Empresarial. El Ceremonial de RR.PP., Editorial Ugerman, 2010.  Blog del libro:

http://libroceremonialempresarial.blogspot.com

Principales contenidos del libro:Ceremonial  Estratégico ® y Empresarial.El Ceremonial de Relaciones Públicas.Plan de RR.PP. «Indoor/Place» ®.Organización Integral de Eventos.Redacción Corporativa.Ceremonial aplicable en una negociación.Ceremonial en las Relaciones Humanas. Urbanidad. Cortesía.





Disponible en las principales librerías del país.

Autor del libro: Global PR®

http://www.digenovaglobalpr.blogspot.com 


 

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss