Twitter

Rumores que no se hacen humo…

Has recorrido un largo camino muchacha

… o breve relato del tránsito hacia la profesionalización de las RR.PP

en la Argentina…


¿Cuál es la diferencia entre comprar un frasco de berenjenas, sin ninguna etiqueta,  en la granja amiga; comer un choripán o un pancho en la calle; beber un agua embotellada por una primera marca internacional y tomar un yogur con fermento activo? Dependiendo del nombre comercial de las últimas dos opciones, pareciera ser que todas las alternativas tienen en común la de representar un peligro para la salud. Ahora bien, ¿cómo podemos equiparar comer un pancho cuya salchicha es extraída por un vendedor (que con la misma manito también recibe nuestro dinero) de un caldo de apariencia poco amigable, con beber un agua comercializada por una empresa líder, lo que presupone que, al menos, cumple con las normas de seguridad alimentaria?  Veamos…

Sí, Señores (y Señoras, hay que decir ahora, disculpen) vivimos en Argentina, y lamentablemente, hemos aprendido de la peor manera que la forma de sobrevivir es desconfiar hasta de nuestra sombra. Nuestra historia da cuenta de decenas de muertes de consumidores confiados que encontraron su final de la mano de productos originalmente aprobados por las autoridades sanitarias nacionales… por supuesto, es Argentina… lo sabemos… era una partida adulterada, o el comercio no había almacenado el envase en las condiciones correctas, o no se habían establecido los controles de calidad necesarios…

Es por esto, que en nuestro imaginario personal conllevan el mismo peligro aquella tortilla de maíz que se tuesta en una improvisada parrilla callejera, que un yogur con una de las pautas publicitarias más impresionantes a nivel nacional.  Y es en este escenario, y no en otro,  que cobran vida rumores, campañas de desprestigio y,  por qué no decirlo, también suenan creíbles las teorías conspirativas frente a lo injustificable. Hasta aquí, pareciera que nos encontramos frente a un círculo vicioso: resulta imposible salir del esquema de la desconfianza…

Esta semana, y en una actitud no muy frecuente en empresas líderes en nuestro país, y también demostrando que aprendió de la lección de lo ocurrido con Dasani el año pasado, Danone lanzó una campaña con una amplia cobertura, con el objetivo de dar por tierra los rumores que rodean a su marca Actimel. El largo spot televisivo, como siempre a cargo de Pancho Ibáñez (esta vez algo sobreactuado), no evita el problema ni es elíptico en modo alguno, sino que lo enfrenta y lo resuelve con saber científico irrefutable. Quien tenga la suficiente paciencia para permanecer sentado mientras dure el comercial, se enterará de cuál es el rumor que circulaba, así como también por qué cada parte de él es falsa. Queda pendiente, no obstante, una campaña en el medio que dio origen a la especie, dado que (por lo que pudimos constatar) las versiones injuriosas siguen en los primeros puestos de los buscadores más importantes para cualquier criterio que incluya el nombre de la marca.

 

Concluimos, medianamente satisfechos, que se están produciendo avances en la profesionalización de las comunicaciones, aún falta un largo camino por recorrer (la información se masivisa cerca de un año después de la aparición de los primeros rumores, y el locutor suena algo sarcástico para el tipo de mensaje que está a cargo de transmitir), pero la resolución dista mucho de aquel comercial-video clip protagonizado por la estrellita del momento, o de aquella bochornosa solicitada mal redactada, y con datos de dudosa fuente y veracidad que nos presentaba otra marca líder, hace aproximadamente quince meses, frente a otro escándalo de similares características… queda mucho camino por recorrer, pero parece que las grandes empresas finalmente encontraron el mapa.

Lic. Antonio Ezequiel Di Génova

© 2015 RedRRPP - Todos los derechos reservados.

Erézcano 3360 PB 2 CABA - Tel: +54 (11) 1555959511
adigenova@redrrpp.com.ar

Diseño web
Grupo Deboss
Grupo Deboss